Que no muera

Luz Betancur Posada
PEN CHILE

Miro las estrellas sobre el prado amarillo que dejó el invierno,

llega la imagen de la tierna niña que creía en los sueños.

Una lágrima trae el recuerdo amargo del tiempo que devora cada sueño.

Murió la fe de entonces en una vida libre de culpas.

Los actos de amor extraordinarios que besaban los encuentros en familia,

yacen en la bóveda de una historia que ya no se cuenta,

 por temor a ser robada, quizás juzgada por los ojos que aún enjuician

tratando de tapar su mudo pecado.

Hoy, bajo el manto luminoso le canto a la noche.

Elevo una plegaria inclemente para que el silencio la escuche:

Me resisto a dejarme morir sin volver a tocar el ser que en esencia soy.

Me resisto a entregar los sueños del hoy al fusilamiento.

Que no muera la esperanza que aún anida en el alma,

la hermandad se deshace en pedazos, trozos de pieles de colores,

indiferentes los unos de los otros.

Que no fallezca el alma compartida.

Que no sucumban las manos extendidas.

Es hora de donarnos

 palabras de aliento y esperanza.

Me resisto a continuar alimentando mi egocéntrica necesidad

de avanzar en personal.

¿Qué placer puede traer el estar despierta y sola?

Un minuto en comunidad vale más que cien años de iluminación.

Me resisto a creer que me ilumino sin los otros.

Me resisto a guardarme las caricias,

el amor hecho palabra, la mirada que resucita.

Que no mueran las lágrimas que resplandecen

 contemplando el sufrimiento de la humanidad.

Cada censura, cada juicio lapidario,

son como fractura al lenguaje mágico que nos une a cada ser.

Que no muera este momento de claridad,

que perdure tatuado en la mente.

Que se escriba en tierra firme.

Que el grito de los ecos vivientes

retumbe en los corazones cerrados.

Que no muera la piel reseca por ausencia de fe.

Que nadie muera sin recordar quién es.

*******

Luz Betancur Posada. Magister en Psicología. Socia del PEN Chile. Participó de la Antología “Tiempos turbulentos” (2020) PEN Chile, Antología “Di lo que quieres decir” 2020, certamen internacional de Siglema 575. Participa en talleres de escritura poética y es miembro del taller de escritura Itzamara, coautora del libro “Haiku a seis plumas”.

A %d blogueros les gusta esto: