Verse of perverse detail

The language of creation we speakTakes us to the recreation peakAnd dies out like an amber that’s meekWhen the sheets are crumbledAnd the muscles have crumpsWe collapse like our creation crumbs Our love has no life beyond verses of perverse detail As befell Hansel and GretelOur love crumbs are eaten away by winds of timeYetSigue leyendo «Verse of perverse detail»

Hospital Iturraspe

El pasillo del hospital Iturraspe florece por la noche. Derrama en lenta perpetuidad de algodones su vida alcanforada.  Como el tumor que crece adormecido,                                                             almibarado, por los aceites de la quimioterapia. Como tentáculos que se vuelven trampas,                                                                    ateridos, en las cuevas de la carne. Como esas masificaciones que forman deltas,                                                                           cortan corrientes,Sigue leyendo «Hospital Iturraspe«

Lengua y cultura, nuestros derechos

«Los pensamientos son libres, ¿quién los puede adivinar? Pasan volando como sombras nocturnas. Nadie los conoce, ningún cazador les puede disparar con pólvora y plomo: ¡los pensamientos son libres!». Esta antigua canción popular alemana de compositor anónimo muestra la importancia que siempre ha tenido la libertad de pensamiento para el ser humano. Y aunque lamentablementeSigue leyendo «Lengua y cultura, nuestros derechos»

Poema del llanto dulce

Alejo el llanto pasa… porque tú -polizón de tempestades- inventas la poesía. tritura las hojas tu pie de tirijala    insistes de puntillas en tragarte el poema ¡cuelgan las pomarrosas en tu lengua! ¡candor en la tarde! el verso lo presiente y se    re-go-de-a para dormir  en tus manos ¡se desperdiga la espina! te miro desdeSigue leyendo «Poema del llanto dulce»

Los reyes magos golpeados

            —¿Miedo a los camellos? Pero si eres ya un hombrecito; el mes que viene cumples seis años— dijo la madre mientras lo arropaba de pies a cabeza.             Wilfredo quedó solo en el cuarto, comenzó a orar.  Dio gracias a Dios por todas las bendiciones, e hizo una petición especial.             —Dios, por favor,Sigue leyendo «Los reyes magos golpeados«