Confesiones literarias 

Astrid Guerra

Confieso que no he leído el Quijote ni creo que lo lea

confieso que leí Cien años de soledad por primera vez después de

los 40 años

confieso que odié a García Márquez por 15 minutos

porque

porque

por qué ese libro no lo escribí yo

por qué

confieso que no entiendo el culto a Pablo Neruda o a Rosario Castellanos

confieso que soy #teamHuidobro

confieso que no me hubiera molestado vivir en un convento

si me aseguran que iba vivir como Sor Juana

confieso que me quedé tan impresionada con las películas de Harry Potter y Lord of the Rings que se me quitaron las ganas de leerlos

confieso que descubrí a Jane Austen por Bridget Jones’ Diary

confieso que soy terca como Lizzie Bennett, pero también quiero mi príncipe

confieso que si fuera un escritor blanco europeo no sería tan invisible

confieso que me gusta el Arte Moderno

que es dominado por pintores blancos europeos

confieso que me aburro de la teoría literaria

confieso que no leo los prólogos o las introducciones

esto es entre el autor y yo

confieso que si me escriben un prólogo y no es como el de Octavio Paz en Árbol de Diana de Alejandra Pizarnik

no lo quiero

confieso que pienso que Gustavo Cerati es un poeta

confieso que algún día seré poeta

*******

Astrid Guerra. Nacida en Mayagüez, Puerto Rico. Poeta y redactora. Es autora de cuatro poemarios: Peregrina (2018), Cuéntame, Poeta (2020), La Bruja (2021) y Fantasías Concretas (2021). En estos explora la experiencia de ser escritora y plasma su visión de mundo desde una perspectiva femenina. Disfruta del Arte Abstracto, especialmente las pinturas de Piet Mondrian, y del chocolate.

A %d blogueros les gusta esto: