Cuando el cielo le cayó encima

Esa mañana hubiera sido una cualquiera de no ser porque comenzó a respirar y exhalar azul. El evento pudo pasar desapercibido, pero de pronto le comenzó una tos que le provocó un lagrimeo también azul. Recordó cómo la noche anterior, había repetido un centenar de veces que, ante la partida de su amor, el cieloSigue leyendo «Cuando el cielo le cayó encima«

La espada de Excalibur

Defiendo mi mano izquierda de mi mano derecha Defiendo el silencio de mi voz entrometida Defiendo mi Inocencia de tanta experiencia inmunda Defiendo la mujer que decidí ser ante todos los hombres  Defiendo la Paz ante todas las guerras Defiendo la mirada de aquellas miradas que acuchillan Defiendo el árbol, mi hermano mayor,                     el pan,Sigue leyendo «La espada de Excalibur«

Creo en los escritores

La mano que sostiene una pluma puede sacudir al mundo. Creo en los escritores. Porque podemos hablar suave y fuertemente Sin llevar un gran bastón. Porque podemos unir nuestras fuerzas sin usar armas. Porque mantenemos a nuestras comadres y compadres con nosotros, Y no tras nosotros. Nosotros podemos organizar una obra de teatro y unaSigue leyendo «Creo en los escritores«

Milonga y fandango

Siempre recuerdo aquel invierno en Sevilla. Estaba recién llegado de Argentina. Fui con unos amigos a caminar por la calle Castilla en el barrio de Triana  y, terminamos en Casa Rufina, nos asignaron una mesa en el segundo piso; al centro del salón una muchacha ejecutaba una danza de movimientos enérgicos; la música le ponía fuegoSigue leyendo «Milonga y fandango«

Cábala

Después de muchos años adentrado en la exploración de los misterios cabalísticos, el Sabio descubrió el verdadero nombre del Creador. Al pronunciarlo se destruyó el mundo conocido y se originó un orbe sin villanos, ni hambre ni riquezas, con civilizaciones sin Pandoras, selvas pobladas de bestias amorosas, ciudades sin ladrones ni asesinos, continentes desprovistos deSigue leyendo «Cábala«

La bota proterva de Navidad

Cuento bucólico que nos hace entender una serie de supersticiones y cultura equivocada de la gente campesina envuelta en los mitos de sus creencias ancestrales. Cuenta la historia, allá por los años 1900, de un hecho macabro y tenebroso que causaba espanto en la Hacienda de las Juntas, ubicada en la parroquia de San Pablo de Guarainag,Sigue leyendo «La bota proterva de Navidad»

La cigarra y la hormiga

¡Qué olorosa brisa en los guayabales! “S s s sss s”. Su falda ondulaba la cabellera del maizal. En el campo, sereno y hundido, a lo lejos, prados y ríos apacibles lavaban los juncos inclinados sobre sus raíces verdes. ¡Qué olorosa brisa en los guayabales! Una cigarra en su montecito de tierra… Una cigarra llorabaSigue leyendo «La cigarra y la hormiga«